viernes, mayo 18, 2007

La ley de la gravedad

(Ante el incienso esparcido por ´todos´ los
medios de comunicación en torno a Gallardón.)

Aprenda bien, Sebastián,
que a la gente del poder
no se le puede morder
por un callejero can
y que el poderoso clan
ebrio en su fangosidad
pide con ferocidad
primer tiempo de saludo,
porque es la ley del embudo
la ley de la gravedad.

No hay comentarios: