domingo, diciembre 07, 2008

Buscando culpables de la ruina del ladrillo


Si el ladrillo hoy no da lustre
y no es bien hipotecable
el andamio es el culpable
o la banca, o el palustre
o el secarral poco ilustre,
o el hormigón, o la pala
o la espátula que iguala
o el rastrillo mentecato
o el mismo hidráulico gato
de cuando el precio era bala.

No hay comentarios: