jueves, marzo 05, 2009

Enfilando la galaxia


Llegada la cesantía
mucha gente que se cabrea
allá en la Sabin Etxea;
el dolor no se palía
ni en la noche ni en el día,
y unidos en la desgracia
olvidan la democracia
y niegan que el Ibarretxe,
con un ego que es la leche,
pueda enfilar la galaxia.

No hay comentarios: