martes, marzo 03, 2015

La gracia de Monago

Monago no tiene agüela,
y, en plan pépido malaje
en electoral fostiaje,
de su ruina se consuela
pintando con castañuelas
a su vecino andaluz
y soltando mucha pus

y cañita con adobo,
con su sonrisa de bobo

y su humor de repelús,
que deja al pobre Bonilla
reducido a carbonilla.

No hay comentarios: