viernes, abril 24, 2015

Albert Rivera

Con la diestra del "yo trinco"
y su efluvio de letrina
la parroquia está que trina,
y por eso dan el brinco
los del Ibex-35,
venteando nuevos aires,
cambiando de partenaire
y hallándole un sustituto
con un pasado impoluto
y no exento de donaire.

No hay comentarios: