miércoles, junio 17, 2015

Réquiem por Jonathan Swift

Que le quiten los honores,
que lo cubran de denuestos
y condenen a sus restos
a una soledad sin flores
por caer en los horrores
de la negra memoranda
con gramática nefanda
y utilizar un sarcasmo,
que aún hoy llena de pasmo,
sobre la hambruna en Irlanda.


Jonathan Swift, Una modesta proposición (1729).

No hay comentarios: