jueves, julio 30, 2015

Un día en la vida del púnico

En fecha casi actual
cuentan, Espe, que a tu vera
cargaban la faltriquera
ajenos a la moral,
sisaban para el morral,
arramblaban con los fajos
entre "¡joder!" y "¡carajo!",
rellenaban las talegas
de compinches y colegas,
y abundaba tanto el tajo
que ni alforjas, ni zurrones
bastaban a estos ladrones.

No hay comentarios: