lunes, octubre 26, 2015

Mas lee a Diderot

Como Diderot dijera,
con urgencia necesito
de condena un decretito
que me envuelva en la senyera,
pues, si no, lo que me espera
es un exilio sin gloria
y dejar en la memoria
no la estelada canción,
sí la estela de un ladrón
con furia recaudatoria.

No hay comentarios: