miércoles, noviembre 11, 2015

Mas Rajoy

Me temo, pueblo contrito,
que un cónclave de cerebros
de aquende y allende el Ebro
os desean calladitos
para que sean gratuitos
tantos hachazos sociales,
y que sus juegos florales,
no exentos de belicismo,
muestran que piensan lo mismo

de tus penas esenciales.

1 comentario:

José María dijo...

¡Cuidado! La equidistancia, / si es torpe e inoportuna, / nos lleva a la extravagancia.