lunes, noviembre 23, 2015

Tres piedras para Pedro

Bajo el síndrome de Atocha
la derecha le recuerda
que es demasiado de izquierda;
en la inmaculada gocha
agriamente se reprocha
no ser de gocha bastante
a los ojos del currante;
y, con casco de combate,
quieren llegar al empate
los de la diestra elegante.

No hay comentarios: