martes, noviembre 22, 2016

El lobo de Yuste Street


No pierdas, Pedro, de vista
a este áulico briján
de nombre Juan Luis Cebrián,
que, tras ser buen periodista,
desbarró de novelista,
quiso en Yuste Street ser lobo,
con Sogecable hizo el bobo 
por comprar en mala fecha,
y aún hoy sigue en la brecha
con invectivas y sobos
para adorar al Gobierno
y condenarte al infierno.

1 comentario:

pedro L Y G dijo...

menudo sinvergüenza, no hay más que mirarlo, que más quisiera este tipejo, estar donde ahora se encuentran los chorizos, sabe muy bien que tampoco le iba a pasar nada