viernes, abril 07, 2017

Suspicacia

Acude una suspicacia
imparable a mi caletre,
pues temo que alguien perpetre
idéntica contumacia
que cuando la diplomacia
se enfrentó con las Azores
a los químicos horrores
de aquél sátrapa Sadam,
y temo que el loco Trump
no aprenda de esos errores.

No hay comentarios: