viernes, junio 16, 2017

Trump y Cuba

Barbaridades proclama
por su twitter y su boca,
pero nunca se equivoca
cuando con placer descama
todo el legado de Obama:
ahora le toca a La Habana,
con la aprobación gusana,
y es que dejar sin castigo
al régimen enemigo
no le debe dar la gana,
aunque puede que un impeachment
antes le rompa la crisma.

No hay comentarios: