jueves, abril 26, 2018

Crueldad

Rajoy, no hay mayor crueldad
que la del prócer tranquilo,
que, cuando contempla el filo
abatirse sin piedad,
dice a su gente: comprad,
mas no os vayáis sin pagar,
pues me ha de molestar
inventarme circunloquios
a la hora del coloquio,
tras la sangre derramar.

No hay comentarios: