jueves, mayo 31, 2018

Penas y alegrías

Al menos una alegría
hoy se lleva don Mariano,
porque, fugado Zidano
y él abad sin abadía,
la inocente Rosalía,
costilla del fiel Luisito,
tirando de finiquito,
se haya librado del trullo,
y así acallen los murmullos
de que estaba por los güitos
cogido por el Patillas
por cuitas con la taquilla.

No hay comentarios: