jueves, noviembre 22, 2018

Perdonavidas Gabriel

Cascos se va de rositas,
rememóralo, Rufián,
y aunque el modo perillán
de hacer preguntas cabritas
a cierta izquierda le excita,
con el ataque a Borrell,
desmedido, injusto, cruel,
has llevado al cenagal
lo que es debate normal.
Perdonavidas Gabriel:
todo por si un botiguer
te acusa de botifler.


No hay comentarios: