martes, noviembre 27, 2018

¡Que viene Vox!

Como un designio implacable
siente Casado que Vox
le está comiendo el arroz,
pero hable de lo que hable,
por más que sea despreciable
(tics anti-Constitución,
palos a la inmigración,
dicterios a autonomías)
no evitará la sangría
por su más diestro rincón,
donde tanto voto pilla.
¡Sépalo, señor Bonilla!

No hay comentarios: