martes, diciembre 11, 2018

Lo que queda de Europa

Ni chalecos amarillos,
ni eructos antieuropeos
de Salvini y otros feos,
ni el encaje de bolillos
de la May, ni el martillo
de la Merkel, ya inservible,
ninguna nube visible
amenaza la pujanza
de las europeas finanzas,
que se muestran infalibles,
sordas al ruido lejano
del desastre cotidiano.

No hay comentarios: