domingo, enero 26, 2020

¡Cuidado con el cotilla!

La tradición del cotilla,
que en injerirse no ceja
con sus tóxicas consejas
y chismosas gacetillas,
habita la Corte y Villa
con un propósito claro:
hacer dudar al ignaro,
maliciar la zurda entente
y convidar a la gente
a que pase por el aro.

No hay comentarios: