lunes, julio 27, 2020

Manual de supervivencia

Tal vez cortarne las venas,
darle al mando de la tele,
buscar cifras que flagelen
a la hora de la cena,
tirarme desde una almena,
poner a parir al joven
porque escuchando a Beethoven
bebe cubatas de arsénico
con registro telegénico
y, con consuelo de probe,
al ver tóo quieto parao,
decir: bienvenido al caos.

No hay comentarios: